jueves, 13 de octubre de 2011

La cabina

Me gusta arriesgar con este tipo de composiciones, que a veces funciona y la mayoría no; pero sinceramente creo que merece la pena. Aprendí del gran fotógrafo Francis Tsang que mejor hacer una foto mala y que cuenten algo, que no fotos bonitas y que no cuenten nada. Seguramente esta imagen sea mala y no cuente nada pero no decaigo en la búsqueda de fotografías que estén llenas de contenido hasta el último pixel.

1 comentario:

A.Muriel Pina dijo...

Me parece una composición arriesgada pero no me disgusta. Lamentablemente estoy deacuerdo con el texto, no siempre se reconoce el buen trabajo.

Un abrazo.